Instalación y Mantenimiento Puertas Rápidas


Las Puertas Rapidas se fabrican a medida de cada abertura y se entregan listas para ser instaladas.

 

Diseñamos cada puerta buscando la configuración adecuada a cada solución utilizando los mejores componentes.

 

También realizamos programas de capacitación al mismo tiempo que nuestro personal instala las Puertas Rápidas a fin de lograr que el conocimiento de cómo instalar y mantener las mismas quede con el cliente y pueda mantener e instalar otras Puertas Rápidas con su propio personal.

 

Contamos con planes de mantenimiento de puertas rápidas que permiten dar rápidas respuestas y alargar la vida útil de las puertas rápidas.

 

Consejos para cuidar una Puerta Rápida:

  • Designar una persona de mantenimiento de planta para que haga el seguimiento de la instalación y se capacite en los cuidados .

  • Instalar paragolpes para proteger las columnas de posibles roces y chochas con vehículos y mercadería.

  • Elegir el sistema de apertura adecuado que permita comodidad y productividad pero que evite accionamientos innecesarios de la Puerta Rápida.

 

Realizar charlas de concientización al personal en planta sobre los el buen uso y cuidados que deben tener con una Puerta Rápida.

  • Respetar la circulación por la aberturas correctas para paso de vehículos o paso de personas.

  • Establecer distancias y velocidades prudentes con los vehículos al atravesar las aberturas a fin de evitar chocar la misma.

  • Aberturas peatonales de paso peatonal y evitar accionar las Puertas Rápidas

  • Estar atentos a cualquier signo de mal funcionamiento de la Puerta Rápida: ruidos, lentitud de funcionamiento, no baja o se traba, roturas, golpes, marcas en la Lona, posición de la lona incorrecta. Ante cualquiera de estos signos se deberá desconectar la Puerta Raída para evitar mayores daños y contactar a la persona en planta designada para atender la misma.

 

Se sugiere realizar un mantenimiento cada 6 meses para revisar el funcionamiento y estado

general del producto.